REPORTAJES

Reportera

Victoria López Larrosa

Maestra

 

ELIANA BRATOK | Docente

 

"REVOLUCIÓN, si me haría un tatuaje sería esa palabra”, dice ella. Una revolución de amor, de arte, de espontaneidad, de sorpresa ante la vida, de ganas y de disfrute.

 

Eliana es una colega. Docente en los amplios sentidos de la palabra: formal y no formal, de la escuela y de la vida. Labura mucho pero siempre de lo mismo: literatura, teatro y danza. Es apasionada y comprometida al momento de hablar de educación. Tiene 26 años y unas ganas enormes de plantarse ante el mundo. Y lo hace.- "REVOLUCIÓN, si me haría un tatuaje sería esa palabra”, dice ella. Y así es su vida: una revolución. De amor, de arte, de espontaneidad, de sorpresa ante la vida, de ganas, de disfrute. Ella nunca pasa desapercibida, donde llega deja alegría y nos hace pensar que se puede vivir de una manera mágica y feliz. Me cita en la Casa de la Cultura de Florencio Varela. Me espera trabajando con sus colegas y me propone ir a charlar al escenario del lugar. Me gusta la sensación de formar, por una tarde, parte de su mundo artístico. Todas las personas que la rodean la quieren, la admiran, la acompañan, inevitablemente pasan a formar parte de su mundo embriagados de la energía que genera.Me invita a su escenario, a su vida y desde esa base comenzamos la charla…
¿A qué te dedicas? Estudias, trabajas…
(Hace un gesto de quien va a nombrar una larga lista de cosas…)

Soy profe de Nivel Inicial y actualmente coordinadora del Programa Municipal Expresarte que lleva el Arte: el teatro, expresión corporal, la danza a los barrios de Florencio Varela. Estamos coordinando un Voluntariado Cultural, el otro día se lanzó una banda musical de Instrumentos, con chicos, inspirada en cuentos, muy productiva . Vino el Secretario de gobierno Andrés Watson a conocer la banda y al Voluntariado que recorre los barrios, con la inauguración de dos Bibliotecas Móviles.
Yo soy profe de Comedia Musical, tengo un estudio de danza que lo manejamos por teléfono o por Facebook #estudiodedanzaelianabratok. Ahí van alumnas del Colegio Madre Teresa, del Sagrado Corazón, de jardines estatales que conocí con el programa. Donde abordamos la danza como un arte no como disciplina ni deporte, trabajamos desde la integración, los sentimientos, las emociones, las sensaciones haciendo cuentos musicales. Trabajo a la par con profes de danza para que me puedan orientar desde eso. Tengo como 110 alumnas, el lugar ya nos queda chico. Ahora el 12 de Octubre en el teatro Cervantes vamos a presentar el cuento musical: “En el país del nunca jamás”, una versión propia del cuento de Peter Pan donde las chicas van a interpretar distintos personajes y vamos a tener las innovación de bailar con una orquesta en vivo.
Trabajo en el Colegio Madre Teresa también haciendo Comedia Musical, con nenes de 3, 4, 5 y 6 años estamos haciendo una obra que habla de “Princesas y Dragones”. Ahora estamos trabajando a full autores argentinos como Ricardo Mariño.
El año pasado hicimos “Una noche de verano” de Williams Shakespeare, una versión libre de los alumnos de ese colegio.

     

  • ¿Cómo llegaste a trabajar en el Municipio?
(Se muestra abierta, rápida para contestar, le encanta mostrar su mundo)
Escribí un proyecto, lo entregue a Subsecretaria de Cultura y Educación. El municipio lo aprobó, primero se llevó a cabo en jardines municipales (el año pasado) y ahora se extendió a jardines estatales. En este momento estamos trabajando con 12 jardines como prueba piloto.  Y ahora, lo que surgió es cubrir falencias que hay en el sistema. Nosotros hace 1 año y medio que recorremos jardines y cuando les preguntábamos a las seños cómo trabajaban el teatro, nos decían “la verdad es que teatro por ahora no, no sabemos cómo abordarlo”, la mayoría lo abordaba desde el área social: desde la historia del teatro, distintos teatros, función institucional de teatro. Y cuando íbamos a la sala de repente veías que trabajan por ejemplo: “Caperucita Roja” donde hacían un juego increíble, hermoso y yo les decía: “pero seño estas trabajando juego teatral” y ellas me decían: “no, esto es juego teatral”.

     

  • Y se necesitan capacitaciones para eso…
Es que vamos a eso. Nosotros tenemos la suerte de que el Ministerio de Educación nos llamó para declarar de interés educativo nacional el proyecto ExpresArte y entonces nos comunicaron con la gente de Provincia. Y con la gente de Provincia dimos con el departamento de Artística y Ficción que nos llevó a conocer (si bien ya la conocía) a María Elena Patzer que es una capacitadora de CIE (que ahí la conocimos todos los docentes) y Directora Provincial de Programas, nosotros llegamos con este programa y ella nos dio una mano muy grande. El municipio siempre nos acompañó, no sólo desde el momento en que nos escuchó sino desde la aprobación del Proyecto, los instrumentos y equipos que nos dio, propició todo para llevarlo adelante. El municipio se hizo cargo de todo y Provincia nos apoyó desde el lugar de las capacitaciones a los docentes, entonces María Elena Patzer nos acompaña. La primer capacitación la hacemos en la UNAJ que me parece re importante que las seños tengan un lugar en la facultad, vamos a pisar ahí ¡y no nos vamos más!
(Me entrega un folleto de Juego Teatral auspiciando las capacitaciones que ella está llevando adelante. Y agrega:“así como el docente se pregunta cómo se complejiza matemática, en teatro también hay que complejizar”).

 

¿Cómo te sentís en tu trabajo?
¡Feliz! Feliz y agradecida de poder hacer lo que me gusta. Y me parece que toda la gente que trabaja de lo que le gusta hace un trabajo bien porque lo hace con pasión. Apuesto a que la gente que trabaja de lo que le gusta tiene que seguir haciéndolo y la que no tiene que buscar lo que le gusta y que le haga un favor a todos los demás jaja.

 

- ¿Por qué elegiste trabajar con niños y adolescentes?
Con el programa ExpresArte siempre en el Nivel Inicial de 3 a 6 años. Y en el Estudio de Danzas tenemos de 3 a 20 años. Pero en verdad yo elegí trabajar con nenes, estas nenas grandes son porque hace años que vienen y van creciendo acá. Tienen 20, 22 años y siguen viniendo con nosotros y yo busco profesores que las perfeccionen. Pero sí, elijo trabajar con chicos porque me parece que es la oportunidad para poder hacer la huella, yo creo que la primer infancia es donde se generan las matrices de aprendizaje y apuesto a que el arte desde la primera infancia es fundamental. Y es el aporte y el cambio más significativo que le podes hacer a un nene para que no copie y pueda crear. Yo no critico a la danza clásica, a las disciplinas, pero hay edades…a los 3 años está la creatividad a flor de piel, o sea, si no creas a los 3, 4 y 5 años ¿cuándo? Entonces tomo la danza como un arte y después que elijan, tienen toda la vida.

 

- Es importante esto que decís de la danza clásica desde chiquitos, porque los padres suelen pensar que si no los mandan de pequeños no van a llegar a ser bailarines…
¡Mentira! De chiquitos es la etapa donde uno tiene que alimentar la creación. Yo empecé a estudiar danza a los 18 años cuando aprendí a viajar en colectivo. (Se lleva las manos a la boca sorprendida de lo que dijo, como un secreto que reveló… luego sólo se ríe)

 

- Entonces si en Jardín se trabaja tanto para que sean distintos, esto de que cada uno invente, cree, se exprese como quiera… y después en primaria ¿qué pasa?
Los escolarizan, como a nosotros. Vos dijiste “que cada uno se exprese como quiera” ¡y está perfecto! Porque de esa manera se trabaja el arte, nosotros no queremos formar ni directores ni bailarines cuando vamos a los jardines. Queremos incluirlos en el universo de personas que se emocionaron y vivenciaron este tipo de obras artísticas, si les gusta bien y sino no lo toman, que se expresen y después que hagan lo que ellos quieran con eso. Pero vos cumpliste con el deber y la obligación (que es curricular y prescriptivo) de darles la posibilidad.
- Además de trabajar, ¿qué otras cosas te gusta hacer?
Para mí, trabajar así es la mejor manera de vivir. Pero otra cosa que me encanta es estar con mi familia y mis amigas. Me hago tiempo más que nada para ver a mi abuela Ana Lico, soy abuela-dependiente(se ríe). Me encanta estar con ella, con mi ahijada María Sol que me la llevo a todos lados para poder verla más tiempo. Lo mismo con mis hermanos y mi mamá Alejandra de Simone. Creo que no por nada decidir ser docente. Verla a ella, una persona que llegaba a su casa tan feliz del trabajo que tiene influyó en mí para poder hacerlo. Si mi mamá hubiera llegado renegando e infeliz creo que nunca hubiera elegido ser docente como ella. O como mi tía Graciela de Simone, lo mismo. Y otra cosa, es tratar de ver a mi novio. Que está muy ocupado…

 

- ¿Él está más ocupado que vos?
¡No sé! entre que juega a la pelota y al rugby no lo puedo ver... Es Jugador de Rugby, del Club Varela Junior. Estamos hace 10 años de novios. Estoy re enamorada, el “Pana” (ya todo Varela lo conoce así) es el amor de mi vida. Me complementa, es la persona más buena e inteligente, y no lo digo por inteligente del colegio (porque con mi mamá lo obligamos a terminar los estudios) lo digo por poder adaptarse a todos los ambientes, por poder hablar con el más soberbio del mundo, escucharlo y nada; y con el más humilde. Pasar por cualquier lugar y adaptarse sin hacer sentir mal a nadie. Es bueno de verdad con su peor cara de serio, como persona de pocas palabras.

 

- ¿Cómo ves a la sociedad hoy?
(Trata de organizar sus ideas, hablar de temas sociales le lleva otros tiempos. Pone cuidado en cada palabra que utiliza)
Mira yo estoy orgullosa de ser seño, tengo tantas ganas de hacer, de crear, de luchar que te digo que desde mi lugar posibilidades hay y ganas también. Creo que sí hay un problema grande desde los medios. Porque hay cosas malas y negativas que salen, que se reproducen, generalizan y no dejan ver un poco más allá. Yo no podría decir que la sociedad está perdida, o sea con qué cara diría eso si la gente con la que trabajo tiene mi edad y algunos hasta son más chicos. Y se suben todos los días a un escenario para hacer horas de teatro y de voluntariado para recorrer los barrios. Cosas malas hay ahora como lo hubo en otros tiempos también. A veces dicen menos despreciando: “las maestras…”, “la educación..”¡ y yo estoy re orgullosa de la formación que recibí como docente! Al contrario de lo que se piensa de las Maestras Jardineras, yo no recorté ni pegué nada, nunca. La gente que venía a casa me decía, ¿qué estás estudiando? (yo tenía la mesa llena de libros y de fotocopias) cuando les decía que estaba estudiando para Profesora del Nivel Inicial no lo podían creer. Entonces ¿cómo no voy a estar contenta? Tenemos un Diseño Curricular completo y complejo para educar pero bueno, como decía una profesora mía: “todavía hay resistencia”.

 

- ¿Crees que tiene algún impacto social tu profesión?
Yo creo que sí porque sino no lo estaría haciendo así con tanto fervor, de hecho lo pensé para eso. Armamos proyectos de alto impacto social. Para mí la educación formal es una herramienta así como es un fin. Vos tenés en el Jardín a los nenes todos juntos, 4 horas por día. Qué mejor institución para hacer ExpresArte que un Jardín donde te podes asegurar que se trabajen los contenidos, que amplíen sus repertorios culturales y ensanchar su mundo simbólico.
- Tu infancia, ¿cómo la recordas?
(Lo piensa mucho)
Feliz… (se ríe aunque no se muestra muy segura).¡Todavía me siento un infante más! Yo sé que elegí el Jardín porque es el lugar donde quiero estar toda mi vida. En su momento, cuando era chica, no sé si lo disfrutaba tanto como ahora. Cuando iba al Jardín extrañaba mucho a mi mamá y tuve esa cosa pendiente de jugar tanto. Por eso ahora me gusta jugar y disfrazarme… yo creo que toda persona que puede crear es autónoma. Y la autonomía se genera desde el apego necesario fuerte que tuve con mi mamá, con mi tía, con mi abuela, con mi familia. Y después poder despegarse para salir al mundo con la seguridad de que ellas me acompañan.

 

-Nombraste todas mujeres, ¿qué paso con los hombres?
(Hace una pequeña sonrisa avalando una notación que está a simple vista)
Es muy matriarcal mi familia. Pero tengo mi papá Fabián Bratok, mi abuelo, mis tíos…
  • Tu familia, ¿qué lugar ocupa en tu vida?
Un lugar muy importante. Mi abuela Ana es una maestra de la vida. Es una persona especial. Yo creo que hay dos tipos de personas que nunca mueren: las más exitosas y las más buenas. ¿Sabes por qué? Porque pasan a la eternidad. Porque nunca las van a olvidar, dejan el cuerpo nada más. Y siguen viviendo en el recuerdo de los demás.

 

  • Y tu abuela ¿en qué tipo de persona entraría?
En la persona más buena que conozco en el mundo. De chica me inculcaron mucho el respeto por los mayores, el acompañamiento. Así como ellos nos acompañaron a nosotros, nos atendieron, nos cuidaron lo tenemos que hacer nosotros. Y eso es algo que lo  tenemos que fomentar desde el Nivel Inicial. El lugar que el Municipio les da a las personas mayores lo veo, un fin de semana en la Patriada están desayunando 3 hogares de ancianos, después tienen actividades, porque he ido y lo veo. Los llevan y los traen, fomentan el turismo para la tercera edad. Van a festejar los cumpleaños de ellos, llevan tortas, se les da un lugar muy importante.

 

-¿Con tu familia siempre viviste en Varela?
Sí, mi mamá y mi papá son de Varela. Mis abuelos maternos llegaron a Varela con la última gran inmigración en la época de Perón. Y yo no cambio Varela por nada. En el verano me fui a Colombia: divino, caribeño, pero a las 18 hs la gente está adentro, no sale de su casa. Y cuando llegue a Varela fue… ¡veo gente en Vía Cosenza, en San Martín! Y yo soy re feliz. No podría trabajar en Capital, pierdo años de vida cuando viajo lejos en colectivo, con tanta gente. Prefiero Varela, el campo, si me altero por algo en 10 minutos estoy en el campo. Elegí trabajar en Varela.

 

  • Para vos, ¿qué es indispensable para vivir?
Hoy en día, puedo decir que  mi familia, mis amigas: Alejandra Viña, Belén Stazzoni, Paola Brahim , Agustina Faiella, Tamara Fernández; mis primas hermanas Sofía y Anabella. Que ya se llevaron el premio a soportarme por la vida que llevo, por mi personalidad.

 

Si tuvieras que hacer un agradecimiento, ¿a quién se lo harías?
A muchas personas… a mi mamá principalmente, a mi abuela, a mi familia, al “Pana”, a mis amigas, a Gisella Roggieri. Y un agradecimiento importante a Julieta y lo voy a dejar ahí. (Se sonríe con una complicidad para sus adentros) Le comunico que después de un buen rato de charla terminamos la entrevista, se sonríe… siempre se sonríe. Revisa su celular y tiene muchísimas llamadas perdidas, mensajes de texto y whatsapp. Se nota que es muy solicitada, muy activa. Afuera también hay gente esperándola. Bajamos del escenario y nos despedimos. Dicen que: “el que mucho abarca mucho poco aprieta…” bueno, con ella ese dicho es fallido. Abarca demasiado bien para apretar carismáticamente a cuando niño de Varela esté cerca de ella.
"Mira yo estoy orgullosa de ser seño, tengo tantas ganas de hacer, de crear, de luchar que te digo que desde mi lugar posibilidades hay y ganas también".

UN LIBRO: “El libro de los abrazos” de Eduardo Galeano. Me lo regaló mi mamá y siempre lo llevo conmigo.
UNA PERSONA QUE ADMIRES:a San Martín porque admiro mucho la “revolución”. Y desde lo social a Eva Perón porque la admiro mucho como mujer.
UN LUGAR EN EL MUNDO: Florencio Varela.
PRÓXIMOS PROYECTOS: extender las capacitaciones de arte, cultura y educación. Seguir adelante con mis programas profesionales y convivir con mi novio.
UN RECUERDO: un cuento “Sonia y la flor mágica” que me lo contaba mi mamá y yo todavía lo cuento.
TU MAYOR LOGRO: no sé si es el mayor, pero haber materializado mis sueños de llegar a un montón de nenes con mi manera de trabajar la educación y el arte.

 

 

 

 

 

 

 

Nota: Victoria López Larrosa

Fotos: Martias Martín